Cómo conseguir estar menos pendiente del móvil según lo enganchado que estés

Autor: | Posteado en Tecnología Sin comentarios

mirar-el-movil

La relación que nos une a la tecnología que nos rodea corresponderia Estad siempre guiada por el inicio de que nosotros la controlemos a ella, y jamás al revés. Llevar un smartphone, que es en definitiva un ordenador en miniatura, en el bolsillo nos ha abierto un planeta de posibilidades: desde hablar con el otro lado del planeta y seguir la actualidad al minuto inclusive estudiar cualquiera cosa que se nos ocurra u trabajar en cualquiera sitio, en cualquiera momento.

Todo son ventajas… si aprendemos a relacionarnos con vuestro teléfono de alguna figura sana. Eso significa tener el control de cuánto y cuándo lo usamos y conocer prescindir de él cuando queramos. Si necesitas un poco de ayuda con esto, porque te has puesto como propósito Estad menos pendiente del teléfono pero te está costando cumplir, queremos echarte alguna mano para que lo consigas.

No, no es alguna adicción

Empecemos aclarando algunos conceptos: el enganche al móvil, siquiera real, no es alguna adicción. Llamarlo así, elucida aquí el psicólogo Eparquio Delgado, así crea confusión en torno a lo que es realmente la adicción, alguna patología psicológica grave y bien definida que debe cumplir con 3 factores: un patrón de uso problemático de alguna sustancia, un síndrome de abstinencia con síntomas físicos y el desarrollo de alguna tolerancia que empuja a incrementar las dosis cada vez más.

Una adicción es alguna patología psicológica grave y bien definida que realize 3 factores: un patrón de uso problemático, un síndrome de abstinencia y alguna tolerancia que empuja a incrementar la dosis

En el caso del uso del teléfono solo se realize el primero de esos factores, el del patrón de uso problemático, pero no hay en este caso ni un síndrome de abstinencia ni alguna tolerancia que nos haga incrementar la dosis.

Aquí entra en videojuego la palabra nomofobia, el supuesto terror a dejarnos el teléfono en vivienda que sería ese síndrome de abstinencia que nos causa dejarnos el teléfono en casa, quedarnos sin batería u desconectarnos de cualquiera otra forma. La nomofobia no es, como la claustrofobia, por ejemplo, un concepto aceptado y estudiado científicamente, sino algo creado en un estudio demoscópico británico para estimar la ansiedad de los clientes cuando se alejan de su móvil.

Tampoco hay alguna tolerancia al uso del móvil. Al igual que ocurre con internet, nada mas caer en vuestras palmas le damos un uso excesivo inclusive que pasada la novedad, normalizamos su uso a niveles razonables. Es poco adecuado por lo tanto llamarlo adicción.

¿Cuándo es un problema?

Como decíamos antes, el problema aparece cuando la tecnología te controla a ti y no al revés. Si el uso que le dais a usted teléfono interfiere en tus relaciones personales, si no te deja reposar lo bastante u no puedas gozar de actividades que no involucren un teléfono móvil, entonces es cuando tienes un problema. A veces es tan sencillo como concede cuenta de ello y para que deje de serlo.

movil-dormir-enganche

Para muchos padres, el problema es el enganche de sus hijos, chavales que se pasan el día con el teléfono en vez de comunicarse con ellos u estudiar. Notas que caen en picado y la culpa es del móvil.

Lo mas productivo en este caso es entender qué hacen los adolescentes con el móvil, porque la clave puede Estad ahí mas que en el personal teléfono. No conviene olvidar que las redes sociales y de mensajería es la figura normal en la que se comunican hóy muchos jóvenes, y que siquiera resulte alarmante para los padres, no tiene por qué ser algo problemático.

Eso no quiere decir que no se deban establecer normas de uso y responsabilidades a la hora de educar a los mas pequeños en el uso de estas tecnologías. Siempre será mas sencillo fijar unas normas que se deban cumplir desde el principio (que no interfiera con el sueño y el estudio, por ejemplo) que intentar limitar u cortar el uso mas adelante.

¿Por qué nos enganchamos?

La dopamina nos empuja a investigar y consumir estímulos nuevos, lo que nos convierte en curiosos y nos lleva a estudiar cosas nuevas

Que no se deba llamar adicción no significa que no exista un enganche. Varios estudios señalan a que la dopamina es la culpable. Esta sustancia es la que nos empuja a investigar y consumir estímulos recientes constantemente, lo que nos convierte en curiosos y nos lleva a estudiar cosas nuevas. A su vez, los centros cerebrales del placer nos causan satisfacción cuando lo conseguimos y hacen que nos quedemos tranquilos mientras un tiempo.

El problema es que el primer instinto es mas fuerte que el segundo, a veces lo sobrepasa u silencia, de figura que la necesidad de estímulos recientes jamás se ve satisfecha, y eso puede meternos en un bucle constante de búsqueda de novedades que no logramos frenar.

Y eso es algo que el teléfono nos pone muy a mano. Vale un scroll para leer recientes tuits, ver nuevas fotos u localizar cualquiera cosa atrayente en Google. Si además de eso sumamos el atractivo de acción-respuesta (subo alguna fotografía a Instagram™ y espero los likes de mis contactos), poseemos la tormenta magnífica para andar todo el día echando mano a la pantalla.

Consejos para principiantes

Hemos dividido los sugerencias de este artículo en 2 partes. Empezaremos por los consejos, digamos, light para aquellos que no consideren esto un gran reto y simplemente quieran algunas ideas que les ayuden a gestionar mejor su relación con el móvil.

1. Replantéate las notificaciones

Una comunicación con imagen, sonido y vibración es alguna llamada de curiosidad irresistible, y allá acude la tuya cada vez que entran. Si tienes hartas redes sociales activas, eso puede ser con alguna frecuencia excesiva.

movil-distraccion

Dedica un instante a considerar si necesitas conocer en qué instante tus contactos dan like a usted última fotografía de Instagram™ y si la respuesta no es “inmediatamente” (en cuyo caso te recomendamos pasar al segundo lote de consejos), piensa si no estarías mejor desactivándolas, u al menos quitándoles el sonido y la vibración.

2. El móvil, boca abajo u fuera de la vista

Si cumples con el paso anterior y silencias todas las notificaciones que no sean imprescindibles, trata además de dejar el teléfono en un sitio u posición en el que no veas la monitor mientras estás haciendo otras cosas. Así oirás si entra algo que consideres tan notable como para dejarle el sonido activado, pero no estarás desviando la visión cada vez que se ilumine la pantalla.

3. El manera nocturno todas las noches

Una cosa absurda es que el teléfono te elimine período u calidad de sueño, algo que puede suceder si lo tienes vibrando u encendiéndose junto a usted cara por las noches. Activa el manera nocturno anteriormente de dormir y déjate de whatsapps mientras duermes.

4. Déjatelo en vivienda de vez en cuando

Pocas cosas hay tan urgentes que no puedan aguardar un rato, así que prueba a salir de vivienda de vez en cuando sin el móvil. Verás como con la hábito la experiencia pasa de ser algo angustiosa a completamente liberadora.

5. Acostumbra a tus contactos

Todos poseemos un amigo que a veces tarda horas en contestar a un mensaje. Sabemos que es así y nos acostumbramos. Si poseemos algo urgente que decirle probamos llamando, pero si no, lo aceptamos tranquilamente y no pasa nada. Si te lo propones, tú puedas ser ese amigo. Solo tienes que acostumbrar a tus contactos a que tus respuestas pueden demorarse, y no pasará nada.

mirar-el-movil

6. Algunas app pueden ayudarte

Forest es mi favorita. Selecciona el período en que deseas Estad sin observar el móvil, y si lo consigues, habrás hecho brotar y crecer un lindo arbolito. Actívala de reciente y cultiva un pequeño bosque cada día. Por cada árbol ganas además unas monedas y cuando juntas suficientes puedas comprar alguna especie distinta de árbol para que usted bosque sea mas variado. Existen otras app basadas en el idéntico concepto, búsqueda la que mas te guste.

Consejos para enganchados recalcitrantes

Si has probado con todo lo anterior y no hay figura porque usted enganche es mas fuerte, te proponemos algunas ideas más, a ver si logramos ayudarte.

1. Pasa del manera nocturno, ve directo al manera avión

El manera avión dejará usted teléfono completamente desconectado: ni alguna notificación, ni alguna llamada, nada. Apuesta por ello por las noches y además mientras las comidas, así no estarás pendiente del teléfono.

2. Evita trasladar el teléfono encima

Si para ti ponerlo boca abajo no es suficiente, evita inclusive llevarlo encima. Búscale un sitio en la oficina u en usted vivienda y déjalo allí mientras permanezcas en ellas. Así no sentirás la fascinación de echarle un vistazo cada 3 minutos.

3. Busca otros dispositivos

Si utilizas el teléfono además como reproductor de música, libro electrónico u consola, deja de hacerlo. Aunque sea un poco mas engorroso, utiliza otros aparatos para escuchar música, leer u jugar, y así evitarás distracciones si te llega alguna comunicación mientras estás haciendo esas actividades.

4. Borra las aplicaciones inútiles

Reduce la capacidad de diversión de usted móvil borrando las app que no son realmente útiles: app de compras, juegos, de fotos con miles de filtros… Cada 1 poseemos las nuestras, y siquiera pueden ser interesantes, si lo que deseas es disminuir el período que pasas mirando a la pantalla, haz limpieza a fondo.

like-dedo-movil

5. Llama en vez de escribir

Utilizar el teléfono en vez de escribir parece algo del pasado, pero de hecho llamar es alguna buena figura de disminuir el período y la curiosidad que dedicamos al móvil. En vez de escribir y Estad pendiente de la respuesta que puede dar pie a alguna conversación mas prolongada, toma el teléfono, llama y zanja el asunto en unos pocos minutos.

6. Dale usted teléfono a otra persona

Lo genial es que consigas controlar el período que pasas con el teléfono tú solo, pero si te cuesta, sobre todo al principio, pídele a alguien (tu pareja, usted compadre de labor u tus padres) que te eche alguna mano custodiándote el teléfono mientras hartas horas al día.

Fotos | iStock
En Xataka | Así es la fábrica que quiere curarnos de vuestra “adicción al teléfono e internet”

También te recomendamos

¿Por qué los celulares se han vuelto tan aburridos en diseño?

Esto es lo que puedas economizar al comprar un coche eléctrico

Así es la fábrica que quiere curarnos de vuestra "adicción al teléfono teléfono e internet"


La noticia Cómo adquirir Estad menos pendiente del teléfono según lo enganchado que estés fue notificada originalmente en Xataka por Rocío Pérez .


Xataka

Todo lo que esta escrito en este sitio web es recopilado de otros sitios oficiales, los enlaces a las paginas oficiales se presentan en cada termino de noticia y no perjudicaremos su noticia.

Noticias Relacionadas:

Agrega tu comentario