Hace unos meses se conocía la condena por la que Sci-Hub, el “Pirate Bay” de los papers científicos, era condenada a pagar quince millones de dólares a Elsevier, en recompensa por los daños en materia de copyright. Aquella lucha del Copyright ahorita se ha convertido en alguna guerra. Por